Las gafas de detección del adormecimiento de Optalert

Las gafas de detección del adormecimiento de Optalert funcionan midiendo la velocidad del párpado del operador 500 veces por segundo utilizando un minúsculo LED invisible incorporado en el marco de las gafas.

Hay dos mediciones que configuran la relación entre amplitud y velocidad que son fundamentales para el éxito de nuestra tecnología vestible: esencialmente cuán rápido y en qué medida una persona abre el párpado después de cerrarlo.

Estas mediciones se traducen a un puntaje en la escala Johns Drowsiness Scale (JDS ™), que el operador ve exhibido en su indicador o procesador ubicado en la cabina.

El marco liviano de las gafas de detección del adormecimiento de Optalert permite usarlas todo el día con comodidad, con un diseño de lentes intercambiables para que los operadores elijan el color apropiado para cualquier condición de conducción, incluso de noche.

Los lentes de policarbonato resistentes a los rayones vienen en tres colores y ofrecen protección contra los rayos UV que cumple con la norma ANSI Z87.1-2003 “Elementos de protección personal, ocupacional y educativa del rostro y los ojos” del Instituto Nacional de Normalización Estadounidense y la Norma AS/NZS 1067:2003 “Gafas de sol y gafas de moda” de Australia y Nueva Zelanda.

Las gafas de detección del adormecimiento de Optalert vienen en distintos diseños compatibles con formas y estructuras diferentes del rostro. También se pueden adaptar para lentes recetados.

 

Indicios de un conductor adormecido

 

Es muy difícil para los conductores evaluar con exactitud su propio nivel de fatiga. La capacidad de autoevaluación se ve cada vez más impedida a medida que aumenta la fatiga, pero no se pierde la confianza en esta capacidad. Sin embargo, hay algunas señales de alerta ante las cuales hay que estar atento.

Tenga en cuenta que si experimenta cualquiera de estos síntomas de fatiga del conductor, es muy probable que su desempeño de conducción ya esté impedido.

  • Dificultad para concentrarse o estrechamiento de la atención
  • Cabeceo o dificultad para mantener abiertos los ojos
  • No recordar los últimos minutos
  • Mal criterio, tiempo de reacción más lento
  • Dispersión
  • Soñar despierto
  • Bostezar o frotarse los ojos constantemente
  • Cruzarse de carril